DHTML Menu / JavaScript Menu Powered by Milonic
Llamadas a ser el amor de Dios en el mundo de hoy

 Oración



Pray with us

“Cuando ores, no hagas como los hipócritas: a ellos les gusta orar… para ser vistos. …Tú, en cambio, cuando ores, retírate a tu habitación, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en lo secreto” (Mateo 6:5-6).

Reflexión View Reflections Archive


VIERNES, 26 de marzo de 2010

 “Crean por las obras que yo hago, pues el Padre está en mí   Jn 10,31-42

.

A la luz del proyecto del Padre explicitado en cada signo y cada palabra de Jesús aparece que éstas son totalmente contrarias a las obras de sus adversarios los “judíos”, y aunque Jesús les muestra cómo pueden enderezar sus malas acciones, ellos prefieren “tomar piedras para apedrearlo”.

.

Es obvio que no hay motivo de juicio en cuanto a las obras; el motivo según ellos es la blasfemia: “por ninguna obra buena te apedreamos, sino por la blasfemia, porque tú, siendo hombre, te haces Dios”.  Pensemos: si Jesús proclamara sin más que es el hijo de Dios, podrían juzgarlo como loco; aquí el caso es que al proclamarse como hijo de Dios, lo hace a través de sus obras, y aún así, los judíos no le creen, continúan aferrados en rechazarlo simplemente porque sus signos y palabras no coinciden con los moldes prefijados por ellos mismos para el Mesías venidero.

.

Las obras de Jesús revelan la salvación que Dios ofrece en el mundo en Su Hijo, y falsear o desconocer su identidad es perder su oferta de salvación; esas obras llevan a la fe e invitan a una relación de comunión profunda con Jesús y en esta comunión se participa de la relación de amor que sostiene con el Padre. Nuestras obras dan testimonio, o deben darlo, de nuestra identidad cristiana pues, al igual que Jesús, realizamos las obras que él mismo realizó, a fin de llevar a cabo el proyecto del Padre para nuestro mundo.

.

No se trata pues de hablar tanto, sino de mostrar con nuestra propia vida que pertenecemos a Cristo, que su camino es nuestro camino, que sus proyectos son los nuestros, y finalmente, que ya no somos nosotras/os quienes vivimos sino que es Cristo quien vive en nosotras/os. 

. 

REFLEXIÓN.- Fuimos llamadas y enviadas para “Actualizar el amor salvador y misericordioso del Verbo Encarnado, promoviendo la dignidad de la persona humana…” (Constituciones CCVI No.3) ¿Son nuestras obras las mismas de Cristo? Y si lo son, ¿las defiendes y realizas con todo tu corazón?

.

Verbo Encarnado, te adoro y te amo con todo mi corazón


 

Date: 25/Mar/2010

 

4503 Broadway   •  San Antonio, Texas, 78209   •   210-828-2224   •   communications@amormeus.org