DHTML Menu / JavaScript Menu Powered by Milonic
Llamadas a ser el amor de Dios en el mundo de hoy

 ¿Qué hacemos?



Pray with us

“Cuando ores, no hagas como los hipócritas: a ellos les gusta orar… para ser vistos. …Tú, en cambio, cuando ores, retírate a tu habitación, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en lo secreto” (Mateo 6:5-6).

Reflexión View Reflections Archive


JUEVES, 18 de marzo de 2010

“El Padre que me envió, da testimonio de Mi”  Jn 5,31-47

.

Jesús continúa la misma discusión con los judíos sobre el tema de su autoridad para realizar trabajos en sábado y la legitimidad de su persona y sus acciones, por varias cosas: Primero, hay un testimonio humano que lo respalda; (cuando Juan lo presenta: Jn.1,29) y no es el único ni definitivo testimonio, hay que tenerlo en cuenta. Segundo, los testimonios en la misma Escritura, y su base principal es Moisés; y Tercera, el testimonio por encima de todos: Dios mismo que lo ha enviado y cuyas obras son las mismas.

.

Quienes escuchan a Jesús tienen suficiente ilustración, estudian las Escrituras! Y pueden rechazarlo o aceptarlo, por esto, son los únicos responsables de su propio juicio. Hay una expresión muy interesante entre todas las que dirige Jesús a los judíos, “ustedes estudian la Escritura pensando que encierra vida eterna, porque ella da testimonio de mí, pero ustedes no quieren venir a mí para tener vida”. Por tanto no basta conocer, hay que vivir; no basta la fe, hay que actuar. No es suficiente estar en el centro mismo de la fuente de vida, es necesario ser consciente y aceptar que esa fuente es nuestra vida!

.

Al leer el texto sagrado es necesario pensar que Dios nos habla para este momento preciso que estamos viviendo; que las personas que nos rodea y los acontecimientos diarios son parte de la palabra que se hace profecía y vida en nosotras/os en el “aquí y en el ahora”. Tener fe, es creer que la palabra leída con atención y devoción, es viva y actual, que me interpela bajo las condiciones particulares en las que vivo cada día. Al leer la Escritura necesitamos tener la actitud de Jesús en la sinagoga y decir con EL: "Hoy se cumple esta palabra que acaban de oír".

.

REFLEXIÓN: “Nuestra vida es una oración cuando, como María, acogemos la acción del Espíritu, quien revela al Padre y encarna al Verbo en nosotras y en los demás por nuestro medio. La vida de oración da sentido a la misión y ésta, a su vez, enriquece nuestra oración dándole plenitud.” (Constituciones CCVI No. 32)

.

Verbo Encarnado, te adoro y te amo con todo mi corazón


 

Date: 18/Mar/2010

 

4503 Broadway   •  San Antonio, Texas, 78209   •   210-828-2224   •   communications@amormeus.org