Camino de Reconciliación: Cuarto Domingo de Cuaresma

por Mar 20, 2020Blog, Liturgia, Reflexiones0 Comentarios

Por Adriana Calzada, CCVI

El Evangelio este domingo nos regala la oportunidad de hacer un ejercicio de reconciliación basado en nuestros sentidos. Jesús utiliza su saliva, usa la tierra y hace barro. El barro tiene una textura especial, se siente fresco, lo podemos oler y tocar. Jesús unta el barro con sus manos en los ojos del ciego, tocándolo, moldeándolo entre sus dedos, con sus manos. Nuestro cuerpo está lleno de posibilidades al abrirnos la puerta a un sinfín de experiencias sensoriales. El día de hoy, acompañadas de Jesús, dejándonos tocar por él, dejando a sus manos posarse sobre nuestro cuerpo, hagamos un ejercicio de reconciliación. Identifiquemos aquellos olores, sabores, sonidos que nos transportan a experiencias que nos han dejado marcadas, especialmente lastimadas y que necesitan ser sanadas. Dejemos que Jesús las toque hoy también con sus manos y sea Él quien las sane. Descubrámoslas, entreguémoslas, llorémoslas y liberémonos de ellas.

Click aquí para leer más reflexiones sobre la Cuaresma y el Camino a la Reconciliación.

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.