Noticias de Octubre de Pastoral Vocacional

por Nov 7, 2022Blog, Misioneros0 Comentarios

“Confiando en tu Palabra echaré las redes”

¡Alabado sea el Verbo Encarnado!

Hoy, la pastoral vocacional está llamada a ser lo más transversal posible. No es asunto de una comisión ni responsabilidad exclusiva de una hermana de la comunidad. Debe ser responsabilidad de cada hermana de la Congregación y de cada comunidad. En los proyectos comunitarios, educativos, pastorales, ¿qué importancia se le da a la pastoral vocacional y qué disponibilidad tiene cada uno? Padre Vincent Breynaert.

¿Cómo llevar a cabo una pastoral vocacional? No hay una respuesta única o mágica.

El Papa Francisco invita a los religiosos a una conversión pastoral, a un cambio de estilo de vida. Personalmente y en comunidad, debemos preguntarnos: ¿qué hace una joven para poder escuchar la llamada de Cristo en el corazón de su vida y en nuestra vida comunitaria? La vida consagrada es un don de Dios que recibimos, algo que acogemos, y esto debe liberarnos de cualquier miedo proponiendo la vida consagrada.

La cultura juvenil actual tiene dificultades para integrar el celibato de la vida consagrada. Estamos en un mundo en el que el celibato por el Reino está muy lejos de los intereses de los jóvenes. Es un reto para nosotros mostrar la vida religiosa con toda su belleza y radicalidad. En algunos lugares, los jóvenes han crecido lejos de comunidades religiosas femeninas. No tienen modelos de referencia concretos. Es importante, en este contexto, una presentación muy narrativa (un relato en primera persona, un testimonio, un «story telling»), para presentar una pastoral vocacional más explícita, una cultura de la llamada.

Les compartimos algunas actividades en las que hemos participando, haciendo “Presencia y Comunión”:

& Entrevistas y reuniones con los distintos Equipos de Pastoral vocacional en las Diócesis de: Monterrey, Cd. Juárez, Puebla, Sn Andrés Tuxtla, Ver; Parroquia de Chilcuautla, Hgo. y Chihuahua.

& Organización y participación en temas, oraciones, entrevistas con los chicas y dinámicas en los retiros de jóvenes y monaguillos.

& Taller de Inducción a los alumnos de los colegios CCVI, encuentros con los Equipos y Coordinadores de Pastoral.

& Oración por las vocaciones a través de las horas Santas Vocacionales en nuestras comunidades CCVI y en otras parroquias.

& Participación en una experiencia comunitaria de dos chicas del Estado de Veracruz, para conocer nuestra Congregación, así como la misión de las hnas. en la Comunidad Flor y Canto de Chilcuautla, Hgo.

Experiencias de las chicas Aylin Yahari Zetina Nolasco

Agradezco a la comunidad CCVI «flor y canto» de Chilcuautla, Hgo. por su hospitalidad, su ejemplo de vivir la fe en plenitud, ya que esto me ayudó a profundizar mi discernimiento vocacional.

Jesús se manifiesta de diferentes maneras, a través de las personas, comunidades de la parroquia.

Lo que más me ayudó y motivó a continuar con la búsqueda de mi vocación fue:

  1. La paz de estar en comunidad y vivir la fe.
  2. El apoyo moral que hacen las hermanas a los enfermos en los cuales reflejan la misericordia de Dios.
  3. La alegría con la que enseñan lo que saben de artesanías para que mujeres de bajos recursos salgan adelante.
  4. Los momentos profundos que se viven de oración y reflexión en presencia de Jesús Sacramento.

Agradezco a las hermanas Sor María y Sor Tere y me encomiendo a sus oraciones. ¡Muchas gracias!

Experiencia de Atziri Selene Fernández Zetina

Agradezco a la comunidad CCVI Flor y Canto de Chilcuautla, Hidalgo; por su acogida, entrega para conmigo y la experiencia de descubrir y profundizar el llamado que Jesús en mi búsqueda vocacional.

En la comunidad Flor y Canto, viví la paz que necesitaba para profundizar mi llamado, las hermanas, con su testimonio y ejemplo de vida diaria, me motivaron para que estuviera con ellas éstos 15 días, así como también, con las diferentes comunidades con las que ellas viven su misión haciendo presentes la generosidad y el apoyo con los que más lo necesitan.

Lo que más me gustó para mí búsqueda vocacional fue:

  1. El apoyo que ellas le brindan mediante el trabajo, haciéndolas valer por sí mismas, sin olvidar la misericordia de Dios para con todos.
  2. La amabilidad y disponibilidad para enseñar mediante la palabra y el ejemplo a los demás.
  3. El trabajo que realizan a través del bordado, enseñándole al prójimo a adquirir un recurso económico para el sustento de sus familias y para sí mismas.
  4. Los momentos de encuentro con Dios y meditación que nos ayudan a fortalecer nuestro ser y espíritu para seguir compartiendo con el más necesitado.

Agradezco a las hermanas Sor Mari Cardoza y Sor Tere Fernández, y me encomiendo a sus oraciones en mi búsqueda al llamado de Dios.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.