Una luz en el Ministerio Hispano

por Ene 6, 2016¿Qué hacemos?, Blog, Nuestras historias2 Comentarios

Sister Peggy, una verdadera luchadora por los derechos humanos, la igualdad y la cultura de las comunidades hispanas.

UNA LUZ EN EL MINISTERIO HISPANO

Nuestra hermana Peggy Bonnot, una de las fundadoras de El Puente Ministerio Hispano, creció en Jefferson City, estudió en las escuelas parroquiales, y se dio cuenta desde muy joven que quería ser como las hermanas que ella conocía.

Quizá, esa fue su primera motivación para unirse al Congregación, y a medida de su formación conoció y escuchó testimonios vocacionales de más hermanas y sacerdotes.

«Supongo que en ese momento me puse a orar y simplemente le pedí a Dios que me enviara una señal para darme a conocer», dice Sister Peggy -como la conocen.

Sister Peggy, como es conocida siempre ha sido una defensora de los inmigrantes. Ella, como muchas personas expresa su oposición a las legislaciones que no mira un panorama más amplio y minimice las acciones que pueden mejorar a los inmigrantes legales que tratan de construir una vida.

Los signos

«Yo tenía amigos que entraban a la vida religiosa, me interesé y seguí ese camino», dijo. «Cuando fui al convento, me sentí muy bien.»

El 15 de agosto, Sister Peggy celebrará su jubileo número 51 como Hermana de la Caridad del Verbo Encarnado.

Su vida

Sister Peggy asistió a la Universidad del Verbo Encarnado, formándose en educación primaria en inglés y español. En su primera clase de español como universitaria, ella recuerda que desarrolló un interés en las culturas hispanas, que fue profundizado con nuestras hermanas hispanas.

«Siempre pensé que tenían una hermosa cultura. En muchos aspectos, son personas muy cariñosas. Hay mucha creatividad en la cultura y son muy libres. Les encanta cantar, son artistas y bailan precioso. Además, tienen una fuerte vida familiar. Son muy leales a sus miembros de la familia», comparte Sister Peggy.

Persiguió su maestría en la educación escolar-kindergarten  con una especialización en la lectura, de la Universidad de Missouri-St. Louis. A partir de ahí, ella enseñó en Missouri y Texas, y en un momento, acompañaba en el ministerio pastoral en California, Missouri. Cuando regresó a su ciudad natal, Peggy tuvo conocimiento de las crecientes necesidades de la comunidad hispana, dijo. Ella y dos amigas, que también son religiosas, decidieron tomar medidas y formar una organización en 1999, que se hizo conocido como El Puente.

«La comunidad hispana crecía en ese momento y ellos mismos realmente querían preservar sus patrimonios culturales, que incluía su fe. Ellos estaban pidiendo que la misa esté en español. Y fue a través de las personas que asistían a esas misas que otras necesidades surgieron. Era una población joven en su mayor parte con hijos  pequeños», explica.

En El Puente, ella y otras hermanas asistían necesidades médicas. A menudo actuaban como intérpretes durante las visitas prenatales y eran una presencia materna en las salas de parto. «Es como nos volvimos sus abuelas», dice.

«Cuando tienen a sus bebés, estamos a menudo allí. Estamos también como apoyo, porque muchos de sus madres no son capaces de llegar. Es una ayuda extra para ellos”.

El camino continúa

Durante 16 años, Sister Peggy ha dado oportunidades y ayuda a los más vulnerables de la sociedad. Ella planea continuar su misión para el resto de su vida de una manera u otra.

«Miro hacia atrás y digo: ‘Dios está cuidando de nosotras. Debemos estar haciendo algo bien. Dios quiere que sigamos así, con puertas que permanecen abiertas.»


Fuente: News TribuneBy Brittany Ruess.

En el encabezado: Hermana Peggy Bonnot, CCVI.

 

2 Comentarios

  1. Avatar

    Estoy buscando a Sister Peggy de Jefferson City, quien está en el ministerio de trabajo con Migrantes. Estuve colaborando con ella en el Puente hace años como misionera. Me gustaría tener contacto con ella, por favor apoyenme en pasarle este mensaje a ella. Gracias. Soy Yolanda de San Luis Potosí de México

    Responder
  2. Avatar

    Fui misionera del Verbo Encarnado, soy de México. Estuve colaborando con Sister Peggy en el Puente hace algunos años y me gustaría tener contacto con ella. La recuerdo con mucho cariño y ternura, pasamos muy interesantes momentos en nuestra misión. Abrazos Sister Peggy.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *