Retiro de Coordinadores de Pastoral

por Nov 8, 2022Blog, Educación, Promoción Social0 Comentarios

“Unidos al Verbo Encarnado, somos Presencia y Comunión”.

El pasado mes del 8 al 10 de septiembre el equipo de coordinadores de pastoral de los 8 colegios de México nos reunimos en la Casa San Ángel para beber de la fuente, seguir escuchando al Verbo Encarnado sobre nuestro ser y hacer en esta labor tan importante que se nos ha encomendado.

En esta ocasión compartimos experiencias con los coordinadores de pastoral del Centro Universitario Incarnate Word México, campus Ciudad de México y nuestros hermanos coordinadores de La Universidad Incarnate Word Campus Bajío, fue de gran bendición escuchar, conocer y compartir experiencias espirituales y de la labor pastoral de las instituciones hermanas.

Se vivió una ambiente oración, escucha y momentos para conocernos, ya que por la pandemia los encuentros únicamente habían sido a través de plataformas digitales, pero se llegó el día y se hizo realidad este encuentro que trajo mucha alegría, comunión, unidad y permitió conocernos más.

Nos dio mucha alegría la visita de nuestra hermana Sor Emilia Gracia, delegada del Equipo General de Liderazgo CCVI quien nos recordó que la Pastoral es la columna vertebral de nuestros colegios misma que ha de estar en profunda sintonía con el Verbo Encarnado para llevar a cabo la misión, le acompañó el Equipo de Educación, encabezado por la Directora Araceli Escalera Castillo, quienes nos animaron y reiteraron su cercanía y apoyo en esta labor.

Cabe mencionar que también el director del Centro Universitario Incarnate Word México, Lic. Jorge Huerta, hizo presencia en el retiro para profundizar y compartir con nosotros la experiencia de comunión.

El objetivo de este encuentro fue fortalecer la presencia y comunión con el Verbo Encarnado y con los demás, a través del compartir y la oración, propiciar caminos juntos para favorecer la mejora continua en el trabajo y reflexionar juntos la importancia sobre cuidado de la interioridad.

Apostamos por la comunión en sentido de sinodalidad, haciéndonos presentes en la vida de los demás, caminando juntos, siendo compañeros en el camino. Retomamos nuestra misión CCVI con amor y celo, abiertos a dejarnos mover por el espíritu de nuestros fundadores y la presencia cálida y cercana de nuestras hermanas, que nos motivan a seguir dando la vida desde la Pastoral Educativa.

“Fue un espacio de aprendizaje, retos y sobre todo de unión en la red de coordinadores CCVI, donde vivimos y experimentamos nuestra espiritualidad de la Encarnación, animándonos a seguir con nuestra misión en cada uno de los colegios”.  Prof. Edsgar Reymundo Álvarez De Anda (Instituto Miguel Ángel de Occidente).

“Gran experiencia para conocer el carisma, interiorizar en el llamado que tenemos como agentes y animadores de la pastoral, estrechar lazos entre la familia CCVI, tomando herramientas desde la compasión y la empatía para poder seguir generando acciones que integren a nuestra comunidad y se haga presente la acción de Jesús Verbo Encarnado”. Aurelio Navarrete Cristo (Universidad Incarnate Word Campus Bajío).

“Descubrí cuán importante es hacer un alto en mi día a día y practicar la Interioridad, para reconocerme y aceptarme y en mi autenticidad, servir y amar al otro, por medio de la empatía y la compasión, tal como Jesús Verbo Encarnado lo hizo. En las dinámicas y en los momentos que compartimos juntos, realmente experimenté la compasión, realmente me sentí bendecida por qué Dios me dio la oportunidad de vivir este retiro. Estoy sumamente agradecida con Jesús Verbo Encarnado por este momento que me ayudó mucho”. Marlene Granados Morales (Centro Educativo Santa Catarina)

“Mi experiencia en este retiro fue muy agradable y reparadora en todos los sentidos. Primero, hacer un alto en nuestro quehacer y mirar hacia dentro de mi persona. Siempre será significativo para mí, regresar a este lugar donde muchas veces reafirme mi vocación como catequista y mi compromiso con mi comunidad. Ser parte de la familia CCVI ha sido un regalo muy grande que ha enriquecido mi fe y mi experiencia docente y catequética. Agradezco mucho la invitación y el apoyo para participar nuevamente y renovar mi misión CCVI”. Marco Antonio Badillo Avalos (Instituto Hispano Inglés).

“Fue una experiencia de verdadero encuentro, en tres sentidos: primero,  encuentro con las raíces en cierto sentido con la congregación ver su fundamento y a la esperanza puesta en nosotros; segundo, encuentro fraterno entre los colegios e instituciones que compartimos la misma misión de velar el carisma y la misión de las hermanas y tercero, encuentro con uno mismo que nos lleva a una verdadera CONFIGURACIÓN con el Verbo Encarnado, y hacer conmemoración de la palabras de Mons. Claudio, el alivio en nuestras manos, que con esa configuración estamos llamados a ser fermento en cada una de nuestras instalaciones”.   Martin Emmanuel Hernández Ramos (Universidad Incarnate Word Campus Bajío).

“Mi experiencia fue el hacer vivo el amor del Verbo Encarnado a través de la presencia de las hermanas y la de mis compañeros con los que compartí momentos memorables y agradecer a las Hermanas CCVI por encomendarnos una gran misión qué es la de dar a conocer el amor misericordioso del Verbo Encarnado a nuestros colegios”. Maira del Carmen Obil  (Colegio Miguel de Cervantes Saavedra).

“Abrirse al encuentro sin duda alguna es abrirse al Misterio que nos habita. Agradezco profundamente este espacio que me permitió el encuentro con cada uno y cada una de mis compañeras. Apreciar y valorar su persona y su experiencia, reverenciar su historia como espacio sagrado, en el que puede experimentar la presencia de la Encarnación en gestos de presencia y comunión. ¡Alabado sea el Verbo Encarnado!”.  María Del Rosario González Coss (Instituto Miguel Ángel).

“Me dio muchísimo gusto compartir en este retiro, ya que conocí bellísimas personas, el darme cuenta de su responsabilidad, fidelidad y compromiso. Tener presente al Verbo Encarnado no es nada más hablar de él es realmente vivirlo, creerle y vivir la espiritualidad, cada quien es una dinámica en la que mostro ese rostro del Verbo Encarnado, ¡eso me encantó!, vi una coherencia entre lo que creo y lo que tengo como compromiso con los que están a mi alrededor, vi el rostro de Jesús en los demás al conocer, ver y escuchar a los demás. Gracias a Dios por este encuentro, por la amistad que encontré y las bellísimas personas que encontré a mi lado, ¡Alabado sea el Verbo Encarnado!”.  Graciela Anzara (Centro Universitario Incarnate Word México).

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.