Somos las Hermanas de la Caridad del Verbo Encarnado QUIÉNES SOMOS Somos una Congregación dinámica de mujeres religiosas llamadas a hacer real y tangible el amor de Jesucristo, Verbo Encarnado, en el mundo de hoy NUESTRO TRABAJO Reconocemos a Dios en cada persona y respondemos a las necesidades de los tiempos ÚNETE Tenemos presencia en Estados Unidos, Irlanda, México y Perú QUÉ HACEMOS Compartimos una vida de oración y compromiso en comunidad ESPIRITUALIDAD Usamos nuestros dones para servir a las personas más vulnerables ÚNETE A través de nuestros ministerios transformamos a las personas y comunidades, promoviendo la dignidad humana ESPIRITUALIDAD "Una vida para Dios y un corazón para los demás" QUÉ HACEMOS

Nuestros ministerios buscan transformar a las personas y comunidades, promoviendo la dignidad humana.

Tú también puedes responder al llamado de Dios al servicio y la transformación del mundo

Descubre las historias de nuestra Congregación alrededor del mundo

Tiempo de la Creación

Tiempo de la Creación

El Tiempo de la Creación es una época para renovar nuestra relación con el Creador y toda la creación a través de la celebración, la conversión y el compromiso juntos. Durante el Tiempo de la Creación, nos unimos a nuestras hermanas y hermanos de la familia ecuménica...

Memoria de Nuestra Señora de los Dolores

Memoria de Nuestra Señora de los Dolores

Lucas 2: 33-35 El padre y la madre de Jesús estaban asombrados por lo que se decía de él; y Simeón los bendijo y dijo a María su madre: “He aquí, este niño está destinado por la caída y el levantamiento de muchos en Israel, y ser un signo que se contradice y a ti...

9/11

9/11

Hoy, hace 20 años, el mundo tal como lo conocíamos cambió para siempre. Debido al terror y la tragedia, nació un nuevo miedo, basado principalmente en suposiciones y desinformación. La pérdida de vidas y las consecuencias de vidas personales cambiadas para siempre por...

Donaciones

Tus donativos nos ayudan a llevar la presencia salvadora y compasiva del Verbo Encarnado al pueblo de Dios.

¡Muchas gracias!