Espiritualidad

“El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros”

(Juan 1, 14)

Reconocemos que el misterio de la Encarnación es el fundamento de nuestra espiritualidad; la razón por la cual vivimos nuestra vida para Dios y para los demás.

La Congregación tiene como su carisma el llamado a hacer que el amor de Dios, como se muestra en la Encarnación, sea una presencia real y tangible en el mundo. La misión de la Congregación es hacer realidad el amor de Jesús, el Verbo Encarnado, un amor que salva y que sana, promoviendo la dignidad humana. Movidas por el Espíritu Santo, las hermanas examinamos la realidad del mundo y discernimos las necesidades de la iglesia (Constituciones de la Congregación).

El Verbo se hace RELACIÓN y nos llama a ser comunión.
El Verbo se hace HUMANIDAD y nos llama a acoger la fragilidad humana.
El Verbo se hace PRESENCIA y nos llama a acogerlo en otra persona.
El Verbo se hace COMPASIÓN y nos llama a sentir el dolor de la otra persona.
El Verbo se hace SACRAMENTO y nos llama a ser signos proféticos de Su amor.
El Verbo se hace EUCARISTÍA y nos llama a ser PAN DE VIDA para la otra persona.
El Verbo se hace CONTEMPLACIÓN y nos llama a ver nuestro mundo con ojos nuevos.

Pide una oración

Si tienes alguna petición por la que quieras que oremos, por favor avísanos:

Nombre (requerido):

Apellido (requerido):

Email (requerido):

Tu petición de oración (requerido):

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y aplican la Política de Privacidad de Google y los Términos de Servicio.