Jubileo en México 2021

por Jun 1, 2021Blog, Nuestras historias, Reflexiones2 Comentarios

Extracto de la reflexión que Sor Tere Maya dedicó con motivo de la celebración del Jubileo de las Hermanas en la Ciudad de México, en la solemnidad de Pentecostés.

 

Dios en Ustedes

Por Sor Tere Maya

Hermanas, me alegró que este año celebremos sus Jubileos.

Este día reconozco lo importante que son en nuestra vida congregacional, porque los jubileos nos recuerdan que se trata de Dios. Siempre me he preguntado por qué en México nuestra Congregación celebra el Jubileo el domingo de Pentecostés. Con el paso de los años, caigo en la cuenta que no se llega a 25, 50 o 60 años de vida consagrada sin mucho,  ¡pero mucho Espíritu Santo!

Hoy ustedes dan testimonio de que se trata de Dios, se trata de estar dispuestas a que el Espíritu nos forme, conforme y transforme. Gracias por estar dispuestas, gracias por esos años de búsqueda, de esfuerzo, de angustia, de duelo, de cuestionamientos, de entrega, de lágrimas y de gozos; de, pero al final siempre de disponibilidad.

Estos meses hemos tenido mucha razón para reflexionar sobre la perseverancia.  Así es la oración que hacemos todos los días; pero los permisos de exclaustración, las salidas inesperadas de hermanas, el desánimo – nos han cuestionado, nos preocupan, se resienten en el ambiente entre nosotras. Por eso es tan importante celebrar los jubileos,  -porque corremos el riesgo de fijar la mirada del corazón solo en esos momentos- y no en lo que significa que entre todas ustedes acumulan 510 años de consagración.  510 años de dejar a Dios ser Dios.  Hoy volvamos la mirada a ese misterio de la Encarnación: Dios en ustedes.

Las veo y quisiera que cada una nos compartiera, ¿Cómo llegaron hasta aquí? ¿Qué las ha mantenido en esta Congregación? ¿Cómo han superado los momentos difíciles o tristes? ¿Por qué están tan radiantes hoy?

Creo que nos dirían, de muchas maneras porque Dios es fiel. Porque dejaron a Dios ser fiel en ustedes. Su perseverancia es el fruto de esa relación en fidelidad con Dios- que hace posible el Espíritu, por eso celebramos en Pentecostés.

Estoy convencida que la Vida Consagrada está entrando en un momento de Pentecostés.  El Espíritu está moviéndose entre nosotras, a pesar de nuestras dudas, a pesar de nuestras tensiones, sí, ¡a veces a pesar de nosotras!   Ese mismo Espíritu está pidiéndonos que “hablemos las maravillas de Dios” – y eso es un don especialmente a las hermanas jubilarias- porque siempre, en algún momento de su año jubilar se detienen admiradas al reconocer, que Dios ha sido grande en sus vidas.  Por favor no dejen de compartir desde ese lugar de agradecimiento y alegría, necesitamos escuchar de las “maravillas de Dios” en este momento de nuestra vida.

Ese mismo Espíritu, nos pide que sus dones los pongamos al servicio del bien común, que recordemos que somos comunión, que esta comunidad que es nuestra Congregación, necesita el servicio de nuestros dones, sin importar la edad. Por favor, como jubilarias recuérdenos lo que significa pertenecer a esta familia religiosa, recuérdenos que la Congregación ha sido madre, hermana, amiga, compañera.  Ayúdenos a descubrir que a veces se necesita sacrificio y amor por el bien común, por la misión compartida.

Ese mismo Espíritu, consuela, impulsa, renueva, y sobre todo envía.  Hay una misión para ustedes como Jubilarias- hoy reciben al Espíritu, se les nota, irradian esa alegría que solo viene de Dios.  ¡Ahora vayan y den testimonio!

 

Te invitamos a ver la Fotogalería de Jubileo 2021 en México.

 

2 Comentarios

  1. Avatar

    Me da tanto gusto poder ver aunque sea en fotos a Sor Gloria, ella me contrató hace 28 años para ser maestra de computación en el Colegio Mexicano; aún sigo en el CM, orgullosamente CCVI!!

    Responder
    • Amormeus

      ¡Hola Sandra! Nos da mucho gusto leer que eres parte de la familia CCVI. ¡Bendiciones!

      Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Fotogalería de Jubileo 2021 en México | Amormeus - […] Te invitamos a leer la reflexión de Sor Tere Mara, Jubileo, Fiesta de Pentecostés. […]

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *