5 Maneras de Practicar la Solidaridad

por Dic 20, 2017Blog, Nuestras historias0 Comentarios

5 Ways to Practice Solidarity

¿Qué significa la palabra solidaridad?

La definición de solidaridad según el Diccionario Webster es la siguiente: una unión completa o consolidación de intereses y responsabilidades; compañerismo; comunidad.

Pero vayamos más allá …

La solidaridad también significa ver y aceptar a los demás como nuestros vecinos, estar determinados y comprometidos con el bien común y recordar que somos responsables unos de otros como una sola y grande familia.

Quizás estás preguntándote, «¿cómo puedo ser solidario con los demás?» …

Aquí hay algunas maneras de practicar la solidaridad hoy y todos los días:

1. Trata a los demás como iguales y recuerda que todos somos «uno».

Debemos superar todas las barreras de raza, color, origen étnico, género y condición socioeconómica que crean divisiones. Recuerda que no estamos destinados a vivir independientemente de los demás, somos interdependientes – pedir y recibir ayuda es esencial para vivir una vida pacífica y armoniosa.

2. Toma tiempo para escuchar a los demás.

A veces la oportunidad de ayudar está más cerca de lo que pensamos. ¿Algún amigo o pariente está pasando por un momento difícil? Ponte en sus zapatos. ¿Cómo puedes ayudar? ¿Cómo puedes adueñarte de la situación y transformarla positivamente? ¡Ayuda con el peso de la carga!

3. Comprométete a un tiempo de reflexión y oración.

Piensa en aquellos que sufren los efectos de la guerra, la falta de recursos, la injusticia, el trabajo forzado … ruega que el Señor les conceda paz y alivio y pidamos que nos abra los ojos a las muchas oportunidades que nos da, cada día, de hacer de este mundo, un mundo mejor para todos.

4. Comparte tus dones y tu tiempo con las personas que se encuentran en situaciones vulnerables.

Puede ser tan simple como ser voluntaria/o en una despensa local de alimentos o en un refugio para mujeres. Si estás interesada/o en un compromiso de largo plazo, considera ser misionera/o y servir a las comunidades marginadas alrededor del mundo. (¿Sabías que tenemos un programa de misionera/os fantástico? ¡Visita nuestra página en FB de los Misioneros del Verbo Encarnado haciendo clic aquí!)

5. Se consciente e ingenioso.

Recuerda que no todo el mundo tiene acceso a muchas de las comodidades y «lujos» a los que estamos acostumbrada/os. Toma duchas más cortas, colecta el agua de la lluvia para regar tu jardín, vive un día sin electricidad, camina o monta en bicicleta cuando sea posible, compra productos de comercio justo/locales, etc. ¡Sé creativa/o! Con pequeños cambios en nuestra rutina diaria, podemos permanecer conscientes y agradecidos por lo que tenemos.

¡Haz de la solidaridad un hábito en tu vida cotidiana!

«Nadie puede permanecer insensible a las desigualdades que persisten en el mundo … Me gustaría hacer un llamamiento a aquellos que poseen mayores recursos, a las autoridades públicas y a todas las personas de buena voluntad que trabajan por la justicia social: nunca se cansen de trabajar por un mundo más justo, marcado por una mayor solidaridad…»- Papa Francisco

 


En el encabezado, fotografía de Kieferpix Photography, obtenida de https://www.shutterstock.com/es/image-photo/people-helping-each-other-hike-mountain-582394888

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *