Festejos en San Ángel adecuados a la pandemia

por Oct 2, 2020¿Qué hacemos?, Blog0 Comentarios

Queridas Hermanas, desde Casa San Ángel les enviamos bendiciones y saludos cariñosos.

Las tenemos presente  en esta contingencia mundial tan dolorosa y prolongada que ha afectado a millones de personas a quienes encomendamos al Señor Nuestro Dios, con esperanza y paz suplicamos nos asista.

Sabemos que en cada espacio de la Congregación se han tomado las medidas necesarias para atender  en este tiempo excepcional, nos hemos preocupado y cuidado unas a otras de diferentes maneras por eso ahora queremos compartir con ustedes algunas de las actividades que nos han hecho unirnos más en esta cuarentena.

Durante el encierro de estos meses hemos buscado espacios de esparcimiento que nos hagan pasar ratos de encuentro, convivencia y descanso. Algunas hermanas que apoyaban en la enfermería organizaron una lotería tradicional con premios y  hasta nos consintieron con una rica cena donde hubo tamales y pizza.  Tiempo después nos reunimos para compartir a través de la dinámica de un círculo de lectura, hablando sobre algún libro que cada una estaba leyendo en ese momento y/o algunos textos bíblicos compartiendo cómo esas lecturas nos han motivado y fortalecido en nuestra vida espiritual. Otro día jugamos una lotería Bíblica en donde recordamos los rasgos y vivencias de algunas mujeres que aparecen en la Biblia tales como la viuda de Naim, la Samaritana, la Hemorroisa, etc. y fue muy divertido. También tuvimos un cine-foro, vimos una película que por el tema nos invitó a pensar en las víctimas del racismo y de mujeres y hombres valientes que se vieron afectados por apoyarlos. Más adelante tuvimos una tardeada para unirnos a la celebración del ingreso al Noviciado de Ana Line, iniciamos coreando cantos populares, posteriormente bailando algunos bailables mexicanos con la actuación espectacular de algunas hermanas quiénes por su atuendo y destreza en sus movimientos nos motivaron a unirnos en su baile a todas las concurrentes. Repetimos la hazaña, teniendo una fiesta para celebrar la Independencia, en esta ocasión se leyó una reseña sobre el papel determinante que tuvieron los indígenas para la independencia de México, luego se dio el grito de VIVA MÉXICO, y al final se abrió el baile con la participación de algunas de las muchachas que colaboran con nosotras. Todas portamos gorritos y globos, disfrutamos mucho. Sentimos que todas estas actividades nos han animado y fortalecido.

Agradecemos todos los cuidados y atenciones que han tenido para con nosotras en este tiempo. Nos damos cuenta que esta es una oportunidad para retomar algunas prácticas comunitarias que habíamos olvidado. Deseamos poder responder a tanto amor desde lo sencillo  para seguir encarnando el amor del Verbo en este y en todo tiempo.

Sor Rosa Teresa Amparán

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.