Mes de la Salud Integral en Casa Claudio

por Nov 4, 2021¿Qué hacemos?, Blog2 Comentarios

Magdalena Atlazolpa es uno de los pueblos originarios de la Ciudad de México, ahí se encuentra el Centro de Formación y Promoción humana: “Casa Claudio María Dubuis”. Hemos recibido, junto con el legendario Ahuejote sauce (árbol sagrado para los nahuas y endémico de la localidad), un legado de presencia encarnada por más de 60 años.

En esta ocasión queremos hacer un recorrido para mostrar el corazón de esta pequeña obra que se dona en cada acto de bondad, reconociendo que la raíz se encuentra en la vida de las personas, en un dinamismo de dar y recibir, constituyendo el hábitat de este núcleo comunitario.

Te contaremos como el equipo interdisciplinario ha intensificado sus actividades enmarcando el mes de septiembre como mes de la salud integral. Estefanía y Monserrat nos cuentan algo de su día a día:

<Como área de Trabajo Social realizamos la logística de promoción y difusión de los servicios que brinda Casa Claudio; para dar información a través de Stands, colocación de carteles y recorridos por diversas colonias aledañas a la Magdalena Atlazolpa. Mismos que nos permitieron un acercamiento con la comunidad, identificamos personas con el perfil adecuado para su integración a los proyectos: “Cuidadoras y cuidadores comunitarios” y Diplomado “Sanando el Corazón”.

Es nuestra labor realizar las primeras entrevistas, dictar diagnósticos sociales, que nos permitieran la asignación de casos a los terapeutas especializados; además realizamos las citas para consultas de homeopatía y floraterapia . Vemos como cada día aumenta el número de beneficiados.

Por último, les damos a conocer que se llevó a cabo la firma del convenio con CECATI 176, por un año más, dentro del cual nos comprometimos a realizar actividades en conjunto, para el beneficio de la población de la colonia Magdalena Atlazolpa>.

En el área de nutrición, contamos con Paulina Valdez quien hace su servicio de trabajo social, una joven brillante, solidaria y responsable. Ella nos habla de su experiencia:

“El área de nutrición en el mes de la salud integral fue relevante ya que se vio un interés de la población por cuidar su alimentación. Las consultas nutricionales tuvieron un alcance de 23 personas atendidas de diversas edades (6 – 82 años), teniendo una incidencia mayor en personas de 28 a 36 años. El alcance de personas lo atribuyo a la difusión que se realizó por parte de todo el equipo de Casa Claudio; yo participé en la promoción en Stands los días 4, 7 y 29 de septiembre, al igual realicé un speech promocionando las actividades. Por otra parte se comenzaron las prácticas de nutrición de los alumnos de 7mo semestre de la Universidad Incarnate Word los días 6, 8 y 20 de septiembre, en donde nos ubicamos en el Mercado para promocionar unas tomas de medidas antropométricas (peso, talla, IMC, circunferencias y pliegues). Estos días dieron como resultado 17 consultas nutricionales gratuitas que impartieron los alumnos a finales de septiembre y principios de octubre.

Para finalizar impartí un Webinar “Microbiota intestinal” por la red social Facebook junto a mi colega Rodrigo Torres el 24 de septiembre, en el que la gente mostró interés por el tema.

Fue un mes bastante productivo y satisfactorio, se reflejó la necesidad de la nutrición en la población de Magdalena Atlazolpa y el interés por cuidar su salud.”

 

Programa de intervención familiar

En el Programa de Intervención Familiar (PIF) de Casa Claudio se atienden psicológicamente a las familias, niños, niñas, adolescentes, adultos y adultos mayores, a través de una intervención breve con un enfoque humanista sistémico, donde se busca reintegrar a la familia a una comunidad, restableciendo los vínculos familiares y sanando las heridas que impiden una convivencia saludable; ofreciendo apoyo psicoemocional, creando conciencia y brindando un espacio seguro, libre de discriminación y violencia.

Por medio de una interacción continua y cercana, nuestro equipo interdisciplinario escucha las necesidades de los integrantes de la comunidad; a partir de esto, se crean talleres, diplomados, grupos de apoyo y conferencias que informen y beneficien a todas las personas de acuerdo con sus necesidades.

Otra área es incidencia comunitaria, junto con lideres de la comunidad hemos emprendido la aventura de generar células comunitarias que generan redes de apoyo para la reactivación económica. En este momento se articulan dos proyectos para favorecer el ahorro familiar: Compras comunitarias para la canasta básica de los hogares con mayor necesidad y la organización de un Bazar navideño que aglutina a 12 mujeres emprendedoras que realizan artículos artesanales. Ambos proyectos responden a las necesidades de la colonia.

Hemos palpado el amor de Dios en estos signos de vida, nosotras como hermanas nos sabemos privilegiadas de compartir nuestro tiempo y vida en este espacio, con las familias que sentimos son parte de nosotras. Este año nos vemos enriquecidas con la presencia de Sor Laura Soto y Sor Clarita; ellas llegaron como una bendición con sus dones espirituales, mostrando un rostro amoroso en la convivencia comunitaria; sus pasos suaves y manos diligentes son la expresión de amor genuino, generan un círculo de amabilidad y bienestar, hasta el jardín florece.

La comunidad crece en experiencia intercongregacional, desde hace tres años compartimos vida y misión con la hermana Marilú, del Instituto de Hermanas Auxiliadoras del Purgatorio. Rosa María y Pilar, también auxiliadoras, están en proceso de integración, poco a poco se van incorporando al Proyecto de Casa Claudio siendo muy positiva su participación.
Estamos muy agradecidas por la Eucaristía dominical que tenemos con la pequeña comunidad católica de la Magdalena, ha sido nuestro alimento en este tiempo de pandemia. Así nos sentimos parte de una comunidad mayor, siempre mayor, convocadas por la fe y afianzadas en la caridad.

 


[1] La medicina alternativa que ofrecemos en Casa Claudio es la floraterapia y la homeopatía.

LA FLORATERAPIA está basada en el método del Dr. Edward Bach “un método sencillo y universal para aquietar las mentes y sanar los cuerpos de todo tipo de enfermedades” La energía sutil de las flores es de gran ayuda para la armonización interior y mejorar la calidad de vida, las flores son un puente de reencuentro entre el ser humano y la naturaleza. Cada flor está asociada a una emoción por lo que su uso podría curar o aliviar el malestar causado por enfermedades que son consecuencia de un desequilibrio.

LA HOMEOPATÍA es un modelo médico clínico-terapéutico que utiliza sustancias obtenidas de vegetales, animales y minerales en concentraciones muy pequeñas disueltas en agua y alcohol, está basada en una ley inmutable de la naturaleza que aplica la práctica de remedios a la curación de las enfermedades que depende de la producción de cambios saludables en el organismo enfermo. Equilibra el metabolismo y fortalece el cuerpo para que se cure a sí mismo.

2 Comentarios

  1. Avatar

    muy agradecida por haberme compartido tan hermoso material lleno de tanta bondad haciendo real la presencia de Jesus Verbo encarnado en cada una de las actividad tan llenas de humanidad y amor al projimo

    Responder
    • Amormeus

      ¡Hola Ma. Lucero! Nos da mucho gusto leer que este material fue de utilidad para ti. ¡Bendiciones!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *